Beijing, China

dimarts, 27 de juliol de 2010

Parque Tayrona y fin etapa Colombia!!

 

Llegada a Santa Marta después de un viaje pasado por lluvia. Tomamos el único método de transporte que hay para llegar al pueblo de Taganga, un taxi, que finalmente lo conseguimos por 7000 pesos cuando la tarifa es de 10000. En unos 25' estamos en Taganga, en el Casa Felipe, un alojamiento recomendado. Efectivamente se ve lindísimo, hamacas, cocina grande y sala común, TV room, personal super agradable...Conseguimos una habitación con dos camas y baño privado por 35000 pesos. La verdad que estoy bastante cansado, hoy no me siento como muy social para departir con la gente alojada en el hostel por lo que ceno junto con la chica de recepción, Milagros, y el chico que colabora en el hostel, Edgar, comida que pedimos que nos la traigan de Baguettes Maria, una tienda del pueblo. Charlo con ellos un rato, conversación muy agradable, gente muy maja, me voy luego un rato con el portátil y para la camita como decía antes.

22 de julio. Hemos reservado para salir a las 10am en furgoneta con un chico llamado José (conductor) que nos lleva desde el hostel hasta el Tayrona, hasta el parqueadero, ya dentro del parque por 30000 pesos i/v. Somos un grupo de varios turistas y tardamos como una hora y media, entre paradas y distancia de unos 50km.

Image1 Image2 En el parque nacional hay que abonar otros 34000 pesos por la entrada. Bien, empieza la aventura en la jungla por dos días, una noche!! Vamos hacia la zona de las playas junto con dos chicos alemanes atravesando la jungla literalmente, subiendo, bajando, algo de lodo... Al cabo de hora y media más o menos llegamos a la zona de Arrecifes, playa donde está prohibido el baño, un cartel indica que han muerto más de 100 turistas allá por irresponsabilidad. Joderrr! En fin, nos metemos un poco para adentro porque buscamos el camping para alojarnos una noche, se llama Don Pedro. Antes conocemos a unos españoles que están de vacaciones y charlamos un rato con ellos, son tres y un argentino. Bueno, reservamos hamaca por 10000 pesos, la mosquitera la ponemos nosotros, eso si, el spray que se impregna en la mosquitera nos lo dejamos olvidado en la mochila en el Casa Felipe, ups...

Image3 En fin, hecha la reserva (el camping se ve bien y además tiene panadería, jajaja) nos disponemso a ir a la playa que se llama La Piscina, como a 30' caminando de la zona de Arrecifes, antes pasas por un par de playitas más. De los alemanes nos despedimos porque ellos sólo están el día de hoy y se quedan en una playa anterior. Llegamos a La Piscina, el nombre tiene que ver con la ausencia de olas en la misma debido a la protección de un muro de rocas que apenas sobresale del agua pero que impide el paso de mar abierto y su fuerza.

Image5 Image6 Bañito!!! Junto con los españoles que conocimos antes y que también están acá. Dos de Madrid, una chica de Barcelona y un chico argentino de Buenos Aires. En el agua, sigue la conversación sobre viajes básicamente. Lo que nos une, chicos. A la tarde quedamos con ellos de vernos a la noche para cenar juntos y tomar algo en el bar Paraiso ubicado entre el Don Pedro y donde ellos están, en una cabaña en otro camping. Me vuelvo sólo sobre las 17.45pm al Don Pedro, Jose se queda un rato más en el agua.

Image4 Llego al camping, me tomo una ducha super refrescante, el agua está buenísima, me visto y para el Paraiso. Llego con tiempo, tomo asiento y me bebo una coca-cola mientras espero a los chicos. Ah! Me olvidaba, de vuelta de la playa, me encontré con Diego, otro argentino que conocimos en Manizales en el hostel Base Camp y con el que compartimos una cena y agradable charla una noche hasta las tantas. A Diego le digo que se venga también luego a tomar algo.

Y eso que llegan Fernando, Sonia, Esteban y ostras ahora no recuerdo como se llama la chica catalana de Barcelona, sorry. La charla ahora se amplía también a temas socio-políticos, económicos. Y más cuando también llega Diego, jaja, ya se sabe se juntan dos argentinos y no pueden evitar hablar de la marcha de su país, que si la Kischner, que si el conformismo, que si las diferencias entre las distintas regiones del país... Interesante! Pedimos cena, y los chicos me invitan, me siento un poco abrumado pero al final de insistir no me puedo negar. Como un plato de carne sudada con arroz y papas. Riquísimo!!

La charla sigue hasta las 22.30pm aunque parece que sean las 3am, porque aquí a las 7pm ya no hay nada que hacer y nosotros estamos desde las 7.30pm charlando. En fin, como estoy más alejado que ellos del camping y es muy oscuro (y Jose no vino) decido volverme con la ayuda de una linterna que me prestan (por ahora no encuentro mi luz frontal). Tardo unos 15' y en el hostel veo que está la fiesta montada, algunos tocando guitarra y cantando, otros tomando, jeje Jose, como no, se encuentra allí escuchando la música. Me siento y me uno al grupo, como bienvenida me ofrecen un traguito de Aguardiente. La noche pasa, la pasamos bien pero a las 00.30h el cuerpo dice basta, hora de ir a la hamaca a dormir con el beneplácito de los mosquitos.

Image8 Image9 Image10 Image13 La noche transcurrió más calmada a nivel mosquitil de lo esperado, menos mal, aunque tampoco dormí mucho, como 6 horas y media. Por la mañana, recogemos mosquitera, empacamos lo poco que tenemos y con la mochila de 20 litros a la espalda pagamos y nos vamos del camping rumbo a una caminata hasta Cabo de San Juan, como 20 minutos más lejos de La Piscina. Eso si, antes de irnos del camping, como manda, me voy directo a la panadería del camping y, nunca mejor dicho, recién sacado del horno me zampo un bollo relleno de chocolate que evidentemente luego traería sus consecuencias, jajaja.

La caminata es muy buena, sobre todo por los paisajes de la selva por la cual caminamos. Llegamos a Cabo San Juan en hora y cuarto. Hay más gente, se ve sobre todo tiendas de campaña, un campo de futbo, si , si, leiste bien, jeje. Un restaurante. Y una playa muy bonita, de las que te quieres quedar y tirarte a la bartola todo el día. Nos sentamos en la terraza del restaurante, y nos tomamos un refrigerio que con la calor hidratarse es importante.

Pero no satisfechos decidimos continuar la caminata hasta Pueblito. Es como hora y media más. Lo que no sabíamos era como sería el sendero, que sería por medio de la jungla sí, pero no veas con la subidita y con muchas rocas, pero lo peor, el calor, son las 13h y es insoportable con la humedad, te ahogas. Así pues, con estos ingredientes vamos por el 60% del recorrido hacia Pueblito pero nos damos cuenta que si continuamos peligra el llegar a tiempo a las 17h al parqueadero, y lo que es más, peligra el pasar no que sea un rato en la playa y para eso hemos venido en parte, no?

Image7 Image14 Así que, para nuestro gozo en un pozo, damos media vuelta y para la playa de Cabo San Juan. Allá, comemos algo y nos da tiempo para estar como 50' en la playa, y bañarnos un poco. Tirar alguna foto rica. Ducharnos de estranquis en las duchas del camping para quitarnos la sal e iniciar el camino de vuelta a Arrecifes primero y después otra hora hasta el parqueadero, donde llegamos alrededor de las 16.35h, bien cansados pero satisfechos de la experiencia en el Tayrona.

Image11 Image12 Image15 Llega Jose, el conductor cachondo, a las 16.50h y nos vamos puntuales a las 17h, nos lleva de vuelta al hostel Casa Felipe de Taganga, donde llegamos como a las 19h casi. Allá, nos reciben genial como siempre los del hostel, quienes nos permiten tomarnos una ducha rápida, y nos llaman un taxi que nos lleve a Santa Marta, a la terminal, donde tenemos el bus para Bogotá a las 20.30h. Pagamos 15000 pesos por el taxi pues le hicimos esperar casi 15' en el hostel, manda huevos, que caro... :-) En fin, comemos un par de empanadas de carne antes de subir al bus, yo también caigo en la cuenta que o bien he perdido la funda que me cubre la mochila cuando viajo o bien me la han birlado... no puedo hacer más que lamentarme.

Salimos no muy puntuales. Es un trayecto de 16h, con parada para cenar a la 1am y otra para desayunar como a las 8h, más o menos duermo bien, todo lo bien que se puede dormir en un bus, y con el A/A demasiado alto como viene siendo típico por estas zonas. Llegamos a Bogotá a las 12h más o menos como estaba previsto y nos vamos a casa de Andrea nuevamente, que allá nos esperan junto con su hermana Paola y su madre Marta.

El reencuentro es agradable y les contamos nuestras aventuras recorriendo Colombia. Comemos y a la tarde un poco de siesta que estamos agotados. Por la noche, salimos a cenar a una cadena de comida tipo hamburguesa llamada “El Corral”, nos ponemos finos y para la camita a dormir que el vuelo a Mexico DF lo tenemos en la mañana del domingo 25 de julio a las 7.30am y nos tenemos que levantar sobre las 4.30am para tomar un taxi al aeropuerto internacional.

Una vez en el aeropuerto, check in, control de seguridad, y a la sala de embarque, tras pasar algún que otro control de revisión de equipaje. Además se me añade problemas estomacales ciertamente importantes desde que me levanto, menuda jodienda, parezco la fuente de montjuïc.

Y sobre las 7.50am, despegue y rumbo a Mexico cabrones!!! Ándale, ándale.