Beijing, China

dijous, 22 de juliol de 2010

MEDELLÍN Y CARTAGENA DE INDIAS

Image21 Image20 Llegada a Medellín, tierra de los paisas y de la famosa bandeja paisa, y de las supuestamente chicas más bellas del país... vamos a verlo, no?Tenemos en mente un hostel por la guía Lonely Planet, el Palm tree hostel, pues para allá que nos vamos en taxi, desde la terminal Sur (Medellín tiene dos, la norte y la sur) y dirección hacia el otro lado de la ciudad. Tráfico más o menos intenso, ciudad de nuevo con parques, árboles, el cerro Nutibara con el pueblito paisa en su cima, alrededor de Medellín más cerros, más verde. Hasta los cerros llegan las construcciones de “casas” muy humildes en las zonas (=comunas) más humildes, suburbios. La ciudad cuenta con metro (en la mayor parte por encima de la superfície) que atraviesa la ciudad de norte a sur y dos lineas de metro cable (=teleférico).
Welcome to the hostel. Personal agradable, dormitorio compartido para variar, internet, wifi, desayuno incluido, baño con agua caliente en la misma habitación. Aprovechamos y lavamos ropa que es necesario. Conocemos un chico marroquí que vive en Barcelona, una pareja de San Francisco, un chico brasileño....
Comemos, que comemos? Si, muy bien, una bandeja paisa, jeje. Image15 No es para tanto en comparación con la que comimos en Bogotá pero seguro que tampoco hemos comido en el sitio más recomendado de la ciudad. Acto seguido, nos vamos al Metro!! Lo tenemos cerquita, la parada de la Suramericana. Y, como no, hace acto de presencia lo que viene siendo habitual en nuestro recorrido por el país, la lluvia. El metro es bastante nuevo, y funciona bastante bien, puedes ir viendo el paisaje de la ciudad al estar sobre superficie. Visitamos el centro y todo queda como deslucido por la lluvia, no es lo mismo. Aún y así vemos el parque de las estatuas de Botero (natural de Medellín), el museo de Antioquia con una planta dedicada a obras de Botero, básicamente cuadros y retratos vinculados con el mundo de la tauromaquia, así como otros retratos de colombianos. Vemos la zona del shopping, el parque de la Luz, el edificio inteligente, plaza Mayor (nada que ver con la de Madrid), parque de los pies descalzos, etc.
Image22 Image19 Image17 Image18 A la vuelta caminando al hostel, ya oscuro, nos medio perdemos y pasamos por unas calles chungas chungas de verdad, nos la jugamos, podíamos haber tenido sorpresa desagradable, finalmente pudimos coger un taxi que nos comentó que no debíamos haber caminado por esa zona.
De noche, salimos con el chico de SF, el brasileño, un local del hostel, Jose y yo por la zona llamada por los locales Lleras y El poblado por los turistas. Es un barrio entero con multitud de bares de copeo, locales de comida rápida, discos, etc. Muchísima gente por las calles. Muy chevere. Me como una crepe con pollo deshilachado por dentro y queso calentito y nos sentamos en uno de los locales a tomar algo, en plan tranqui. Más tarde intentamos entrar en un local para rumbear llamado Octavia pero ya no venden boletos pues está lleno, no pasamos. So... vuelta al hostel.
Por cierto, madre mía cuantas chicas guapas, confirmado el rumor sobre Medellín, jeje.
Aprovechamos el día esplendido que tenemos y vamos a los dos metro cables, primero el de La Aurora, acabas subiendo cerro arriba y bajando para abajo viendo suburbios y otra Medellín más pobre desde el cielo.
El segundo metro cable requiere volver a tomar el metro hacia otra parte de la ciudad, Santo Domingo. Este segundo metro cable nos lleva has ta la entrada a un parque ecológico el cual no podemos visitar por exceso de gente arriba. Pues sencillamente tomo el metro cable hasta la entrada al menos para ver el paisaje del trayecto, total es un euro al cambio. Bonitas vistas, todo verde.
De vuelta a la ciudad nos bajamos en la parada de metro de Universidad, donde comemos un menú del día, y visitamos el parque de los Deseos, y vemos por fuera el planetario y el Jardín Botánico de Medellín. También presenciamos una clase de Capoeira, interesante, me doy cuenta que con mi físico no daría ni media vuelta, jeje, ni media patada al aire, me rompo fijo.
De vuelta al hostel, recogemos mochilas y tomamos el metro hasta la parada de Caribe, previo cambio de linea, donde está el terminal Norte y allí, a las 20.30h sale el bus por 98.000 pesos colombianos (mismo precio las 3 empresas) dirección Cartagena donde llegaremos alrededor de las 9am del día siguiente, 19 de julio de 2010.
Image1 Image8 Viaje de 13 horas, llegada sobre las 10am al terminal de Cartagena, he podido dormir bastante y no se me ha hecho pesado, que bien! El terminal está ubicado a las afueras, como a 10km del centro, y tomamos un bus urbano por 1500 pesos (en vez de los 15000 del taxi) hasta la zona del hostel Casa Viena, ubicado en Getsemaní, a 5 minutos andando de la torre del reloj, entrada de la ciudad amurallada, old town. Por dios que calor hace aquí!! Hay humedad y se suda. Después de tomarme una ducha nos vamos de paseo, comemos al lado del hostel en un local de menú del día por 5000 pesos y para la ciudad amurallada. Es super lindo, estilo colonial, casas multicolor, callles y plazas muy bonitas como la misma plaza de los coches en la entrada con el famoso portal de los dulces (adivina que venden las paraditas ubicadas a lo largo del portal... si, dulces!!), plaza Bolívar, entre otras. Vamos por la muralla y caminamos un poco por encima viendo por fin el mar Caribe y las vistas de las calles dentro de la misma. Image2 Image3 Image6 Image9 El calor hace que nos paremos en una terraza a tomar una limonada bien fresquita. Seguimos. Hay varias iglesias también. Pasamos por delante de la Casa de España. Como anécdota, pasamos en un momento dado por al lado de una fuente que me recuerda a algo... coño, pero si es la font de Canaletes!!! una réplica. Image13 Image4 Finalmente, y como mañana día 20 es la celebración del bicentenario de Colombia , vemos que se está preparando, entre otras muchas actividades, un concierto para la noche de una filarmónica. Dentro del recinto de las murallas. No nos da tiempo de visitar el famoso castillo de San Felipe y sus túneles pues se hace oscuro y queda en otra parte, aunque no lejana, de la ciudad. De vuelta al hostel, nos paramos en el parque del centenario donde un humorista callejero hace las delicias de la gente que lo rodea sin parar de reír. No lo entiendo todo cuando explica los chistes, pero realmente tiene gracia.
Image5 A la noche, salimos con alguna gente del hostel a tomar algo por la ciudad amurallada, aprovechamos para ver el tramo final del concierto gratuito de la filarmónica (muy buenos) y después de una cervecita y de charlar con un chico de Corea del Sur sobre política y fútbol volvemos al hostel y a la camita que, para el día siguiente, hemos reservado el tour de las Islas Rosario y Playa Blanca que empieza a las 8am, por 30000 pesos más impuesto de 12000 pesos que se paga en el muelle turístico.
El tour consiste en ir con un barco con capacidad como para unas 300 personas hacia el archipiélago de las Rosario, donde después de 2 horas y media de trayecto nos paramos en una islita tirando a fea para ver, opcionalmente (nosotros no), un espectáculo de delfines en el oceanario. Aquí, cual ovejitas (beee beeee beee), esperamos por espacio de una hora y nos volvemos a subir en el barco para ir a Playa Blanca (1h más o menos) donde llegamos a las 14h, comemos trucha con ensalada, tajada, arroz y una limonada. Y cuando llega lo mejor, es decir, bañarse en el Caribe con el sol y la arena blanca va y se pone a llover... me cago en la … aixxxx
Image12 Image7 En fin, nos la pasamos bien en el agua con dos chicas suizas que conocimos en el barco y de ellas que nos despedimos pues se quedan a pasar la noche en este lugar y nosotros que nos volvemos sobre las 16.30pm de vuelta al muelle de Cartagena. Y sigue lloviendo. De la arena al barco vamos en una especie de remolcador tipo patera, curiosa imagen, en 3 viajes nos meten a todos nuevamente. Menos mal que en la vuelta, de hora y media, hay un show muy entretenido por parte del guía en el barco imitando a Michael Jackson con la canción “Dangerous”. Luego, y con la incorporación de una bailarina para la ocasión nos deleitan con una canción bailando la “champeta”, típico de Cartagena.
Image11 Image10 Image14 A la noche, cenamos, al lado del hostel mientras charlamos con varios viajeros, un plato de espaguetis carbonara (delicioso) y una pizza de champiñones y chorizo. Luego, con Jose, nos vamos de paseo hasta la supuesta zona de ambiente (Arsenal) pero como es feriado por lo del bicentenario la cosa está muy floja. Tenemos la suerte de conocer a dos chicas colombianas por la calle (una de Medellín, Laura y la otra, Diana María, de Bogotá aunque las dos viven en la capital) que están de vacaciones, nos acoplamos y nos vamos primero a tomar una cerveza a un mirador muy bonito en la ciudad amurallada y acabamos bailando y sudando la camiseta (tal cual) en un local de música variada en la zona de Arsenal, medio pasable de gente como para pasarla genial. Más tarde, vemos el amanecer precioso de Cartagena desde la playa y nos despedimos de estas fantásticas chicas, que bacanas!!
Toca de nuevo... adivina.. si, check out, tras dormir apenas unas horas. Nos vamos esta vez en taxi por 12000 pesos a la terminal, compramos el boleto para Santa Marta (22000 pesos), comemos rápido y a la una del mediodía sale el bus. Nos vemos en Santa Marta y Tayrona, última parte de nuestra ruta por Colombia!!