Beijing, China

dissabte, 10 de juliol de 2010

De vuelta a Lima, despidiéndome de Perú

 

Image2 Image1 El viaje de Cusco a Lima bastante calamitoso, para ser sinceros. Largo, como 22 horas, por la zona de Abancay curvas interminables (6 – 7 horas), y luego como desde Nazca a Lima un problema con la caja de cambios nos impide ir a velocidad de crucero y vamos re-lentos. Total, llegada a Lima a las 15h, cansado, no pude dormir como hubiera deseado.

El desembarco en Lima, el reencuentro con el tráfico caótico. Cojo un taxi que me lleva a casa de mi host en Lima, Marco, de Couchsurfing, que vive en la zona de Surco, un barrio tranquilo. Allí coincido con una chica italiana, Alexia, y con Alejandra, la chica que conocí ya en Cusco en un meeting , embajadora de CS en Montevideo, una chica formidable.

Me ubico en mi habitación, y me doy cuenta que Marco tiene tres habitaciones habilitadas con literas para gente, hablando con él, tiene la intención de convertir su casa en un hospedaje de aire local limeño para 8 personas, una idea interesante (suerte Marco!!).

Comemos algo y procedemos a la primera actividad que Marco nos tiene preparada, la preparación casera del famoso Pisco Sour (3 onzas de Pisco, una y media de Jarabe de goma, una onza de limón, huevo, 5 cubitos de hielo y unas gotas de amargo de angostura y todo esto mezclado unos 20 segundos en una coctelera). Preparamos uno cada uno y lo bebemos compartiendo unos minutos muy agradables y de risas.

Más tarde,nos vamos de ruta gastronómica. Empezamos en Miraflores en la intersección de dos calles donde se ubica un puestecito en plena calle donde preparan los mejores “anticuchos” de Lima, carne de corazón de res, (afirmativo!). Nos vamos paseando hacia el parque Kenedy, cerca del óvalo, y allá hay otro puestecito de picarones (una especie de rosco bañado con un jugo dulce que le da un sabor delicioso. Seguimos... ahora por la avenida Pardo paramos en Manolo's para degustar los mejores churros, unos rellenos con vainilla, con chocolate y con manjar (dukce de leche). Que puedo decir, a mi que me vuelven loco los dulces, postres, etc. Me lo paso de fábula. Y finalmente tomamos un taxi y nos vamos para la zona de Barranco. Allá vamos al Juanitos (un local que lleva más de 70 años y conserva toda su autenticidad de antaño, con el dueño siempre dispuesto a tener una agradable conversación contigo sobre el lugar y su tradición familiar, y probamos el jamón del norte, una especie de sándwich rico rico.

Ya llenos de comida en el estómago nos vamos a La Noche, un local de la calle de la farra limeña de Barranco, donde sentados en las típicas mesas de madera del interior, nos tomamos unos tragos mientras charlamos. Antes de volvernos a Surco de vuelta a descansar caminamos por la plaza de Armas de Barranco hasta el puente de los suspiros, otro lugar de obligada visita del barrio y desde donde puedes llegar a un mirador donde se ve el mar de fondo, muy bonito.

Al día siguiente me voy de excursión con Alejandra, Alexia se va el mismo día a la tarde y nosotros vamos a visitar Canta, un pueblo ubicado como a casi 3h de Lima hacia el norte. Para llegar allá tomamos un taxi y luego un bus que nos lleva directamente hasta Canta, por una carretera de dudoso asfaltado, con una música autenticamente peruana de fondo.

Image4 Image3 En el pueblo no se ven turistas, creo que somos los únicos. El pueblo en sí es tirando a feucho, pero el entorno es bello, montaña, verde. Hoy juega España contra Chile por lo que nos vamos a comer a un restaurante donde pongan el partido, sufrimiento incluido pero victoria al fin, 1-0, y a octavos de final del Mundial.

Nos damos un paseo por la tarde y seguimos sorprendidos de no ver a nadie que no sea propiamente local de la zona. La gente nos mira con curiosidad, es muy interesante. Caminamos por algunos puestecitos de ropa, artesania, comida típica de la zona. Y paseamos por los alrededores. Un lugar bonito donde se puede desconectar de la gran urbe que es Lima, el clima es más agradable.

Image5 Al día siguiente , desayunamos en un hotel restaurante donde nos ponen el partido de Uruguay de octavos, donde Uruguay gana y se clasifica para cuartos, que bueno!, vamos de paseo hasta la plaza de Armas, donde tiene lugar una celebración local de la región de Canta, con desfile, música, discursos, concursos, etc. Muy bonito. Nos vamos de caminata de unos 40' hasta el pueblo vecino de Obrajillo. Allá nos ofrecen paseo a caballo pero no tenemos tiempo, ya que vamos con el tiempo justo para comer de vuelta en un restaurante en Canta y tomar el bus de vuelta a Lima. Otro viajecito de 3h un poco largas y de trayecto incómodo y por fin llegamos a Lima, y a Surco de nuevo en casa de Marco.

Al mediodía siguiente tenemos visita con Marco y otra gente de CS a un mercado local, el Edén, donde comemos el mejor ceviche que probé en Lima, el ceviche con chicharrón. Luego nos vamos a una tienda típica de postres y nos ponemos las botas. Volvemos al piso de Marco, y por la tarde tenemos invitados, Lili, una chica de CS que ya conocí en mis primeros días en Lima, cuando estuvimos en casa de Helena. Y también Yna, prima de Lili. Esta misma noche Alejandra se va de vuelta a Montevideo y nos despedimos con tristeza por los bonitos momentos compartidos.

Esta noche me quedo hablando un buen rato con Marco en el sofá de cosas de la vida, de CS, de viajar, comida, diferencias culturales, su proyecto de negocio de hospedaje... linda conversación y a la camita.

Al día siguiente cocinamos en casa para el almuerzo. Ya por la tarde – noche vendrá gente a casa y yo prepararé una tortilla española. Marco cocina un fantástico lomo saltado que degustamos con alegría. De noche llegan Jose Luis (otro chico limeño de CS), Yna, Cintya (mi amiga que también ya pasamos tiempo juntos en mis primeros días en Lima), y un par de chicos más amigos que nos acompañan. La tortilla no me quedó del todo bien para ser sinceros pero los chicos fueron muy polites conmigo y me dijeron que estaba buena, jaja. Tomamos unos tragos, charlamos y más tarde decidimos que nos vamos para Barranco a escuchar música jazz en vivo en la otra sala del local La Noche. Allá coincidimos con más gente de CS. El grupo que actúa es muy bueno y la pasamos genial. Además, me encuentro casualmente con Natalie, una chica de London que conocí de CS en Cusco y con quien compartimos momentos agradables allá en Cusco. Ya más tarde decidimos dar por finalizada la noche y después de comer algo por la calle tomamos un taxi y para casa a dormir.

Estamos a 29 de junio y juega España contra Portugal en octavos. Con Marco nos quedamos en casa para ver juntos el partido. En la segunda parte se nos junta Jose Luis. Me ven sufrir, me pican amablemente, pero quien gana... España!! Toma ya!! A cuartos donde nos espera Paraguay. Que alegría!!. Esta tarde Marco se va para el sur, a Cañete a visitar a su familia por lo que me mudo al hostel Pariwana de Lima, en el óvalo de Miraflores, el mismo hostel donde trabajé pero el de Lima, son dos hostels. La despedida con Marco es triste, la pasé muy bien con él, eso si, no lloro aunque él intenta impresionarme poniendo música triste en casa en el momento de la despedida, que cabrón, jajaja!! Seguiremos en contacto y te deseo lo mejor.

En el Pariwana, como no, me siento cómodo, aunque como el Pariwana Cusco nada, eh? Quedo con Cintya para tomar algo, nos juntamos con gente de CS y charlamos un rato con gente de distintos paises, bacán (= cojonudo). Me voy a descansar que me siento cansado. Al día siguiente, 30 de junio, ya llega Jose desde Cusco. Me contacta Natalie con quien quedo al mediodía en el hostel para salir a comer y pasear por la zona costera de Miraflores. De vuelta al hostel, nos tomamos una cerveza mientras esperamos juntos la llegada de Jose. Éste llega sobre las 18h más o menos, más tarde de lo previsto pues tuvieron un problema con el bus y éste se tuvo que sustituir.

El reencuentro con mi compañero de viaje como no es agradable y nos contamos las últimas novedades, él estuvo tranquilo trabajando en el bar del Pariwana en Cusco y pasándola bien con los del hostel y los amigos de CS de allá.

Image7 Image6 Cenamos con Natalie quien se va de Lima sobre las 21h destino Trujillo, por lo que toca una nueva despedida, nos veremos quien sabe donde Natalie, seguro. Un placer. Por la noche nos volvemos a ver con Cintya y también nos despedimos, le damos las gracias por todo lo compartido y nos deseamos lo mejor. Nos vemos. Al día siguiente, sobre las 9.30am nos vamos en taxi al aeropuerto pues tenemos vuelo destino Bogotá, Colombia a las 12.40. Fin de nuestra etapa en Perú, la pasamos genial, y esperamos volver en el futuro! En el aeropuerto de Bogotá, El Dorado, nos espera Andrea, mi amiga colombiana que conocí hace 7 años durante mi estancia en el sur Inglaterra. Pa Colombiaaaaaa!!!

1 comentari:

Anònim ha dit...

ESPERO Q PERÚ HAYA SIDO BUENO PARA TI Y RECOMENDES A MUCHOS PASARSE UN RATO POR ACA...ADEMAS Q TE HA FALTADO MUXO POR CONOCER ACA!!!JEJEJEJE....AY! MI AMIGO,ES Q MI TIERRA TRAE SIEMPRE SORPRESAS Y ENTRAÑABLES COINCIDENCIAS!.....HASTA PRONTO,Q TE VAYA SUPER BIEN ,SIEMPRE...UN GRAN ABRAZO!...YESSELT.