Beijing, China

dimecres, 6 d’octubre de 2010

Desde Soroa / Las Terrazas a Cayo Santa María pasando por Varadero!!



Finalmente, hemos alquilado un coche por 7 días y con él el plan es ir en la mañana a Soroa / Las Terrazas, una comunidad respetuosa con el medio ambiente que cuenta con unos lagos, una cascada, una finca cafetera, y paisaje lindo por visitar y en la tarde llegar a Varadero para pasar las dos noches reservadas a pulserita all inclusive!!

Image5 Image7 Pero pasó lo que no esperábamos, el coche (el geely chino) nos dejó tirados en el camino de Las Terrazas a Soroa, ya en la barrera de entrada al complejo de Las Terrazas nos dio un primer aviso (arrancó cuando ya nos pensábamos que había muerto) y finalmente cuando estábamos en mitad de la nada, se murió definitivamente (13h).

Primero nos lo tomamos como de buen humor y nos dedicamos a hacer unas pocas fotos artísticas en medio de la carretera, luego mientras estábamos intentando arrancarlo, pasan un par de chicos alemanes que muy amables nos acompañan en su coche a Joaquín y a mi (Jose se queda de vigilante de coche) al hotel Soroa (como a 7-8 minutos) desde donde llamamos a la agencia y nos dicen que se van a demorar como mínimo media hora en ir. Bueno, pues con eso que nos devuelven al coche y junto a Jose y tras dar las gracias a los alemanes por acompañarnos y ser tan amables nos disponemos nuevamente a esperar... y pasan los minutos... y no llega ningún mecánico ni grua ni nada... ggrrrr

Image6 En esas que decimos, oye Patxi! Y si nos atrevemos a llegar al hotel Soroa (con piscina y recordando que casi todo el camino es de bajada..) para estar algo más cómodos y comunicados en la larga espera?? Ahí que vamos, empujamos y con el coche muerto pero este muerto sigue vivo que empezamos.. en fin, divertido, aunque un par de cuestecitas nos obligaron a empujar otro poquito pero lo logramos!! Bienvenidos a Hotel Soroa!

Desde el hotel, nos dejan gentilmente el teléfono de recepción a nuestra disposición para realizar las llamadas que necesitemos. Comunicamos con los de la grúa nuestra nueva ubicación. Y nos lo tomamos con calma porque esto tiene para rato. Tras muuuucho tiempo, llega un señor mecánico?? (era profesor pero se ve que gana más con la grúa). Tras mirar muy profesionalmente el coche (si, si , que es chino) nos informa que la bomba de la gasolina ha muerto. Por lo que nos confirman que nos traen un coche de sustitución desde Pinar del Rio, que tras otro buen rato de espera (son como las 20h) es un fabuloso y realmente pequeño Hyundai Atos!!  Image8Image28

Evidentemente ya no nos da tiempo de llegar a Varadero y disfrutar de nuestro primer día de pulserita pues teníamos previsto llegar a las 16h y reventar existencias. Así que contactamos no tras mucha dificultad con la agencia en Habana y corremos un día la reserva, para entrar mañana a las 16h y no hoy en el hotel de Varadero.

Por lo que pasamos noche obligatoriamente y por nuestra cuenta y bolsillo en Soroa. Nos hacen precio, 3*2, eso si, sólo desayunan dos de los tres, jaja. Es cierto. Pues nada, que bañito en la piscina, cena en un paladar que pensábamos que sería precio en moneda nacional y nos lo clavan en CUC (eso sí, todo buenísimo) y a la cama, de a tres.

Image10Image9Al día siguiente visitamos las cascadas de Soroa   que antes mencioné (donde conocimos a una pareja de Badalona muy simpática, Núria y Alberto), nos bañamos en ellas, tarea difícil porque estaba el lugar lleno de cubanos que vienen a pasar el día (literal) y porque eran muy resbaladizas.

Y para Varadero que nos fuimos previo paso por Habana para reclamar el día perdido del coche de alquiler. Sin esperarlo sinceramente nos devolvieron 55 CUC porque la chica de la Agencia, no sin esfuerzo, se hizo cargo de nuestra situación y se responsabilizó un poco.

Image27 Image29 Image30 Image31 En el trayecto hacia Varadero hicimos una parada en las playas del Este de Habana (más populares, menos turísticas) y tomar algunas buenas fotos. En el camino, sabor cubano y pozos de petróleo. Finalmente, llegamos a la provincia de Matanzas, a Varadero!!!

Nos alojamos en el Hotel Meliá Sol Sirenas Coral all inclusive dos noches de pulserita. El hotel es de 4 estrellas, dos grandes edificios con piscinas, playa, pista de futbol, tenis, Gym, ping pong, billar, voley, discoteca, todo un complejo. La habitación muy bien. Eso si, llegas al lobby bar de la piscina y … error o error, no tienen de nada, tardan una eternidad y la calidad de lo que tienen es más bien escasa.

Image19 Image21 Image22 Image23 Image24 En esas que en la tarde nos vamos a la playa, sesión de saltos, tumbonas en el agua, fotos y buenísima puesta de sol. Noche de buffet, de nuevo, bueno en cantidad malo en calidad. Luego un rato de show del hotel básicamente para niños.. En la noche, tras consejo del barman de la disco del hotel (vacía) nos fuimos a la disco Continental, en el Hotel Internacional. Creo que no la olvidaremos, ¿no chicos?. Ambiente cubano con lindos ejemplares por ambos bandos, mojitos a manta, música sin fin, bailoteo de la muerte (Jose hizo algún que otro show ofreciéndose a la multitud, jeje) todo muy auténtico la verdad.

Image25 Image26 Image20 Al día siguiente, nos levantamos más bien tarde, nos quedamos sin buffet y yo decido que al día siguiente esto no me pasa. Nos vamos a la playa a bañarnos un rato, a leer, disfrutamos de una paella de un puesto cerca de la arena, más buffet para la comida... ya en la tarde, en una de las piscinas nos echamos un partidazo de volei 3 contra 3 con unos cubanos “jóvenes” muy igualado y pasándola divertido y charlando con ellos. En la noche, más show del hotel y tras comprobar que en otro garito de otro lugar no era cierto que hubiera gente (0 personas) nos quedamos bailando tímidamente en la disco del hotel un rato y charlando con unos rusos algo bebidos. De hecho, uno de ellos, el más embriagado, dice con orgullo que es soldado y que se carga chechenos tal que así desde el helicóptero, será desgraciado!! Acabamos para variar con unos sándwiches mixtos en el lobby antes de meternos en la cama.

Tuvimos una de las noches con una lluvia muy intensa pues creo nos pasó rozando el ciclón Earl cerquita antes de irse para la costa sureste de los EEUU. Desayuno, ya sin lluvia, buffet (sólo yo) y tras entregar a un jardinero una bolsa con lo que hemos podido juntar con Jose y Joaquín (jabón, champú, camisetas, ..) nos largamos de este complejo, adiós pulserita verde.

Image1 Image16 Después de 4 horas largas de conducción llegamos para pasar otra noche de pulserita al Cayo Santa María. Hasta el cayo se llega tras un tramo final de carretera de unos 50km por en mitad del agua (la teníamos a ambos lados), como un pasillo construido artificialmente para tener acceso de tráfico rodado hasta los complejos hoteleros de los distintos cayos. Realmente curioso y bonito!

Es un Meliá de 4 estrellas y este sí, de lujo y con buena calidad de comida, bebida, y del servicio. Aquí nos alojamos en una especie de chalets muy guapos. La piscina chulísima. La playa menos bonita que Varadero pero linda igual. Aquí aprovechamos que no tenemos una buena vista de puesto de sol para hacer el cabra en el agua y dar unos saltos, uno por cierto casi me mato, menudo planchazo, juas, creo que Jose todavía se ríe cuando ve la foto...

Image11 Image12 Image14 Image13 Image2 Image4 Image3 Image15 Aquí también nos hicimos la foto artística del viaje por Cuba, aparecieron unos delfines de piel blanca en la piscina del hotel (ver foto en el blog). En el Cayo, más playa, más piscina, más y mejor buffet, copas, lectura, salimos en busca de fiesta pero no la encontramos. No es la mejor temporada para los hoteles.

A continuación , de camino a Cienfuegos!!

Image18 Image17