Beijing, China

divendres, 16 d’abril de 2010

Continuación Norte de Argentina...


norteparteIII 022 norteparteIII 011 norteparteIII 095 norteparteIII 100 Llegada a Tafi del Valle alrededor del mediodía. Acá lo que hacemos es dejar los bultos (véase mochilas) en un hostel en consigna (mejor que en la terminal…) y nos disponemos a hacer una visita express por los alrededores del pueblo, que está enclavado en un valle inmenso el cual tiene un microclima respecto del otro lado de las montañas de donde veníamos que por la humedad parecía zona selvática. Aquí, en cambio, estamos en una zona mucho más árida y con un calor de aupa. Estamos a unos 2000m de altura s.n.m.
Decidimos hacer una excursión a pie de unas 3h caminando hasta el pueblo de El Mollar bordeando el río Tafi, el cual apenas lleva agua. De camino, destacar que nunca había visto tantos saltamontes y que nos cruzamos con una manada de unos 25  caballos al galope que no veas, bonita estampa. En el valle, sol, cuando miras hacia las montañas las nubes tapan sus cumbres.
En El Mollar visitamos la reserva de Menhires, nada del otro mundo, 3pesos más pa la saca. Volvemos a Tafi en colectivo ya que sino no llegamos a tiempo de tomar el colectivo que nos llevará a Amaicha del Valle para hacer noche.
El trayecto es de unas 3h y pico, con 30’ de retraso, con un conductor loco, llegamos a los 3200m de altura para inmediatamente descender a los 2000m de Amaicha. El autobús del infierno, ya que era oscuro, con lucecitas rojas y un conductor endiablado, el cabrón. A la llegada a Amaicha, 22.30h, teóricamente  nos esperaba alguien para llevarnos al hostel, el tio se había dado el piro, tuvimos que parar a una señora con un jeep 4x4 quien muy amablemente nos hizo el favor de llevarnos subidos en la parte de atrás (al aire libre) hasta el hostel. Llegamos, y a la mesa, parecía que nos esperaban, parecía una secta, no nos enseñaron ni la habitación, nos dieron, eso sí, de cena un par de croquetas caseras, un poco de pasta y bebida. Un rato de charleta con los presentes y por mi parte, a la cama.
Al día siguiente habíamos apalabrado una excursión con guía a las ruinas de Quilmes, que estaban a unos pocos Km de Amaicha. La cual compartimos con una chica, su madre y su abuela de Mar del Plata. Y como una familia, tuvimos el placer de compartir unas horas con un chico indígena (músico y creador de sus propios instrumentos) que nos hizo de guía. En las ruinas había muchísimos cardones (cactus), algunos de hasta 5m de altura, y algunas llamas. Subimos hasta un mirador donde pudimos apreciar la belleza del paisaje de todo el valle, las ruinas y el enmurallado que las rodeaba.
norteparteII 017 norteparteII 044 A la tarde, en la ruta, paraba un colectivo que nos llevaría hasta Cafayate en unos 40’. Allá, teníamos hostel reservado. A la llegada, sábado y en España las 22h, ¿Qué pasaba? EL CLÁSICO!!! Como no, nos metimos (antes de ir al hostel y todo) en un bar-restauran y a disfrutar del partidazo del Barça, 0-2 y la Liga al saco. Visca el Barça!!!
Me gustó Cafayate, me dio buenas vibraciones. Pueblo pequeño, con una plaza principal donde había buena parte de la vida del pueblo y en las calles inmediatas, más bien casitas y tranquilidad. En el pueblo había bastantes bodegas de vino, ya que en la zona se hace buen vino.
En el trayecto, maldición, nos dimos cuenta que me había dejado mi abrigo en el hostel de Amaicha, y dentro del mismo mi disco duro, ahhhhhh! Llamé y por suerte había unos que venían al día siguiente a Cafayate y me lo traían, que bien! En cambio, Jose se dejó el mobil y éste no fue encontrado, tuvo que bloquear la línea.
En el hostel, buen rollito y mucha tranquilidad, yo al menos lo agradecí. Conocimos a dos belgas, chico y chica, que viajaban en bici hacía unos 6 meses y que fueron muy buena compañía allá. Juntos, y con una chica italiana que también conocimos, nos fuimos de bodegas para hacer degustaciones de los vinos, que buena onda!
Hicimos dos noches en Cafayate, una de las cuales cenamos fuera por 30pesos cabeza en un sitio muy auténtico con música local en vivo, aperitivo, segundo (cazuelita de cabrito, guiso riquísimo) y postre. Luego cerveza Salta en un bar superlindo con una pareja, que también conocimos en el hostel, de Mar del Plata.
Next destinación… Salta. A unas 3h de distancia, y con otro conductor loco, eso sí, pudimos disfrutar de las vistas con la quebrada de las Conchas y la Garganta del diablo.
Llegados a Salta, y a sólo unas pocas cuadras nos espera el hostel. Tenemos la expectativa de vernos en el hostel con Rahul, el chico indio-norteamericano con el que coincidimos en el sur en Chaltén y que me comentó en un mail que llegaba a Salta el mismo día que nosotros, le dejé un mensaje diciéndole en que hostel estaríamos.
norteparteII 048 norteparteIII 123 El hostel, normalito, eso si, bastante bien ubicado (32pesos desayuno incluido). Son las 18h y aun no hemos comido!!!! Nos vamos al centro, muy bonito, con edificios bonitos por momentos (en Salta se ve que hay más plata), un par de calles de shopping peatonales. Comemos en la Plaza 9 de Julio (centrazo) unas pizzas. Con la barriga llena, damos una vueltecita y disfrutamos de la civilización nuevamente. De vuelta al hostel y casualmente nos encontramos con la pareja de Mar del Plata que habíamos conocido en Cafayate, Damián y Julia. Quedamos con ellos para la noche ir juntos a tomar algo.
En Salta estamos a 2200m y no sé si vinculado a esto o por otros motivos no me siento bien, tengo dolor de cabeza y mucosidad creciente, a la par que un dolorcito en el interior de la boca y otro más en la parte superior de la espalda (mochila?). Con todos estos ingredientes y por vez primera me tomo un ibuprofeno. Decido quedarme descansando en el hostel muy a mi pesar, a las 21.30h ya estoy en la cama.
Al día siguiente, 12 de abril, y después de unas 10h de descanso, me siento nuevo, fuerte, sin dolor de cabeza, de boca ni de espalda, desayuno y a hacer la mochila que toca check-out. Nos guardan la mochila en el hostel y nos vamos a tomar el teleférico de Salta que nos lleva hasta la cima del Cerro San Bernardo (2500m de altura) donde después de 8’ de subida disfrutamos de unas bellas vistas y una bonita cascada (artificial). Y mira por donde, paseando nos encontramos a Rahul con un par de amigos más que está en Salta. No vió mi mensaje en el Facebook y por eso no sabía donde estábamos. Nos alegramos de vernos, pero toca despedida, nos tenemos que ir a las 13h hacía Jujuy.
Colectivo de una hora y media más o menos y llegados a Jujuy toca de nuevo comprar boleto para las 15.30h salida hacia Purmamarca, En el ínterin comemos milanesas y lomito mientras esperamos la salida. Otra hora y pico. A las 17h llegamos a Purmamarca y cogemos un hostel normalito (30pesos dormitorio compartido - no hay nadie- sin desayuno y sin internet).
Nos ponemos cómodos y nos vamos a pasear por un sendero con un recorrido de 1h y con unas vistas cerros y montañas de multicolor, amazing!, y raro de cojones.
De nuevo en el pueblo, toca duchita con agua caliente (sólo de 19 a 22h) y cena frugal.Al dia siguiente, nos vamos a visitar el pueblo de Tilcara, ubicado a unos 40' de Purmamarca hacia el norte. Decidimos ir a ver el Pukará, un cumbrecita a 20' caminando desde el pueblo donde hay unas buenas vistas de la quebrada y ruinas de los antiguos indígenas que allí vivian. Después, decidimos contratar una excursión a unas cuevas de una duración de 3 horas y media. Bellos paisajes de la Quebrada, nos metimos en una cueva con velas por unos 35m hacia dentro, y luego un descenso "majo" hacia el pueblo de nuevo. Llegué bastante cansado a Purmamarca por la noche... nos metimos una cena de puchero, locro.
Al final de la excursión de Tilcara, nos encontramos casualmente con dos chicas españolas, que habíamos conocido en el hostel de Tucuman, y que se van para Uyuni en tren desde Villazon (Bolivia) el jueves 15 de abril, es decir, mañana. Nosotros ibamos a ir el sabado en tren hacia Uyuni también, pero por un tema de fechas y pensandolo mejor decidimos intentar llegar a frontera con Bolivia a la mañana siguiente desde Purmamarca y tomar el mismo tren y asi coincidir también.

En fin, salió bien, salimos por la mañana temprano a las 7h de Purmamarca dirección La Quiaca pueblo argentino fronterizo con Bolivia y al llegar allá cruzamos la frontera caminando, pasando el control de migración. Estamos en Bolivia y a 3700m de altitud!!!!! Lo del tren de Villazón a Uyuni tiene su historia y será en la proxima entrada. Besos a todos, por ahora no puedo colgar fotos en esta entrada lo hago a la que pueda.
norteparteIII 217 norteparteIII 190 norteparteIII 196

1 comentari:

Eva ha dit...

Crec que aquesta zona és de les que més em va agradar :D
Cafayate... uffff amb el vi.. vaya festa :D
I Salta i la Quebrada... espectacular :D

Llegin-te és com si tornés a viatjar per allà!!! :DDDD