Beijing, China

diumenge, 7 de març de 2010

Cómo se prepara una vuelta al mundo? El pre-viaje PARTE I

Érase una vez un sueño, una ilusión lejana..., siempre piensas que esto nunca lo vas a llevar a cabo, que si no hay dinero, que si no es un buen momento, que si como voy a dejar el curro, que si mis circunstancias personales no son las más óptimas, que si no tengo lo que hay que tener para hacerlo, que si no tengo con quien ir... y al final fue que sí!

Para mi todo empezó cuando me trasladé a trabajar y, por lo tanto, a vivir a Madrid allá un mes de julio de 2008, un buen amigo (the Who, House, Sr. Collons, avejaruco) me acompañó a Madrid por aquel entonces para desearme una feliz aventura en la capital, para mí era un cambio muy importante y tenía inquietudes.
Imagináos, dejas una vida cómoda y relajada como yo tenía, vivía y trabajaba al lado de casa en Castelldefels, compartía piso con dos personas las cuales tenía una convivencia magnífica, fácil. Tenía a mi familia, a mis amigos a tiro de piedra, la playa, el clima.
En fin, ya en Madrid empiezo un nuevo reto personal y profesional sin conocer a naide en la ciudad, bueno prácticamente porque estaba Pedro, el Sr. Chillón. Gracias amigo por todo lo vivido, por las cervezas terapéuticas intersemanales, por esas conversaciones profundas (acaso distintas), por tu apoyo y por estar ahí cuando las cosas no fueron fáciles.

Y con esas que encuentro piso para compartir, con un tal Jose (ese genio tan genial!) y en septiembre de 2008 empezamos nuestra convivencia que a la postre nos llevaría a tomar conjuntamente una de las decisiones más trascendentes de nuestras vidas, llevar a cabo juntos un viaje de vuelta al mundo en 365 días!!! Ohhh my God!
Creo que fue más o menos en abril de 2009 que lo decidimos, no sé si fue echando unas cañas, mirando una peli juntos en casa o mientras cocinábamos algo en la cocina, pero fue algo así como "oye, y si lo hacemos??.."

A partir de aquí, se trata de un proceso gradual donde primero te parece un poco irreal, luego toma cuerpo, empiezas por tomar decisiones tales como ponerle fecha en el calendario, decidir cómo y cuando dejas el trabajo (con excedencia), hablarlo con la familia, los amigos. Y así pasan los meses.
En mi caso, tomé consciencia cuando realmente dejé el curro el pasado mes de diciembre y sobretodo cuando ví ante mis ojos el billete de avión de oneworld, o lo que es lo mismo, 3.800 Eurazos volar.

To be continued...

2 comentaris:

Lídia ha dit...

Que bé que estiguis ja escrivint al blog! Espero frisosa la continuació d'aquesta història. Petons guapetón!

taih ha dit...

^_^ que bonic, que bonic, que bé!