Beijing, China

dijous, 23 de setembre de 2010

Habana, CUBA... y el tiempo se detuvo

bandera1 mapa cuba
Y el tiempo se detuvo...o más bien hice un viaje al pasado, a una época que yo nunca me hubiera imaginado vivir temporalmente. Lo vivido en esta bella ciudad nunca lo olvidaré. Es como trasladarse en el tiempo hacia una época de pos-guerra de los años 50 – 60 o meterse dentro de alguna película que resulta eres un extra en ella.

Literalmente, edificios medio derruidos, multicolor
Calles decadentes sobre todo en Habana Vieja (donde en cualquier otra ciudad del mundo no te atreverías a pasar)
El bochorno, esos cambios de temperatura bruscos cuando sales a la calle y que en mi caso me empañaban las gafas por unos instantes
Gente en las calles o en los portales de sus casas que espera algo de la vida que no llega (y viendo la vida pasar...)
Gente sin nada que hacer
La libreta de racionamiento (creo que en un plazo corto de tiempo lo van a suprimir)Jineteros / jineteras (gente que busca sacarte dinero)
CDR o Comités de Defensa de la Revolución (vigilantes, que trabajan por cuadras, al acecho de actos contrarrevolucionarios)
Coches de coleccionista pero que aquí son medio de transporte habitual
Cocotaxis, bicitaxis
La Bodeguita del medio, La Casa de la Música, el Floridita
La Plaza de la Revolución
El Capitolio
El Museo de la Revolución
La Plaza Vieja (restaurada)
La Plaza de la Catedral
La Plaza de Armas
El Malecón (linda puesta de sol)
Charlar con los cubanos (la Cuba real)
Gente por la calle que te pide un caramelo / comprar leche para la niña / ropa / cigarrillos / comida / medicamentos / unos pesos
Escaparates medio vacíos (ejemplo: concesionario Citroen totalmente vacío, no se importan coches salvo ciertos casos como agencias del estado de alquiler de coches – Cubacar, Habanauto-, cierto transporte urbano e interurbano relacionado con el turismo – Transtur, ViAzul- , jefes, etc)
Policía de paisano (maderos)
Privación de libertad para hablar con el turista a riesgo de que te pidan la identificación y se te lleven (nos ha pasado en más de una ocasión)
Casas particulares (legales e ilegales)
Sueldos de 10, 12, 15 dólares mensuales.. y un coste de la vida superior en proporción al salario recibido, así pues la gente tiene / debe de hacer otras “cosas” para subvivir
Se va la luz...
Niños jugando al béisbol en las calles
Sanidad y educación gratuita
La Revolución: Hasta la victoria siempre, patria o muerte, …

Image1 Image8 Image10 Image11 Es ciertamente bonito pero a la vez conmovedor pasear por Habana Centro pero sobre todo por la Habana vieja. Descubres a la Cuba que tal vez te imaginas, o no... La gente, la que está sentada en sus portales, se sincera, te cuenta cuan mal están, que se quieren ir de Cuba (en la mayoría de los casos que tuve ocasión de escuchar) aunque con dolor pues ellos aman su país pero que les gustaría ver otra Cuba, cuando miras hacia el interior de los edificios te das cuenta que cada uno de ellos tiene como para escribir una historia. Sanidad y educación gratuita. ¿Es eso todo lo que se necesita? No, ciertamente, aunque eso está bien hay otras cosas básicas que dar al pueblo para vivir bien y no subvivir. Los salarios no se corresponden con el coste real de la vida en Cuba, si un cubano por ejemplo cobra de 8 a 15 o 20 dólares al mes, los cobra en moneda nacional, esto no le sirve de nada pues en la mayoría de las tiendas y supermercados los precios están en CUC, al igual que para el turista, caro para el turista, carísimo casi imposible para el cubano

Por ejemplo un agua de 1,5L cuesta de 0,70 a 1,5 CUC según el sitio, una lata de TuKola de 0,50 a 1 CUC, así que con los salarios que he comentado no se llega ni por asomo a fin de mes. Tampoco soluciona todo la llamada libreta de racionamiento que da a todos los ciudadanos una seria de productos al mes o semanalmente y a cada persona o según qué por unidad familiar, como son huevos, sal, pasta de dientes, jabón, pan, leche, pero en cantidades insuficientes en términos de necesidad.

Nuestras vivencias por Cuba

Aterrizamos en el aeropuerto de Habana, y tras los consabidos trámites de migración y aduana, conocemos a Lucía y Antonio, dos españoles, buena gente, que van a una casa particular en Habana vieja y con ellos que nos juntamos para intentar conseguir también alojamiento en la misma casa. En esas que en la terminal nos esperaba un chico cubano, Fran, contacto de Lucía para ayudarnos en nuestro traslado a la cada. Cuando estamos buscando el bus para coger, nos viene una policía y nos pide la documentación y que la acompañemos. Nos llevan al puesto de la policía y nos tienen allí por una hora y media para finalmente, tras no entender nada e intentar infructuosamente hablar con los policías, llevarse a Fran para la central pues él no puede estar con turistas si no se ha registrado como guía nuestro para ser responsable nuestro en nuestra estancia en Habana, madre mía, si sólo nos quería ayudar a llegar a la casa...Bienvenidos a Cuba!!

Nuestros dos primeros días en Habana los pasamos en una casa particular, con suerte pues compartimos por tres noches una sola habitación para 4 a un precio razonable (10 CUC cada uno la noche).

Compartimos vivencias con ellos los dos días en casa de Estrella, nuestra primera y agradable dueña de casa particular que tiene la ilusión de irse de Cuba en un breve espacio de tiempo pues está en trámites para obtener el permiso para salir del país ya con su pasaporte español vigente y poder viajar para visitar a su hijo en México y luego encontrar un trabajo en otro país, quizás España.

La primera noche, junto con un cubano de Oriente (de Holguín) alojado en la casa, fuimos a cenar al barrio chino, con moneda nacional, bueno y barato Image3 . Luego, después de la cena y una ducha, estuvimos tomando unas fotos delante de todo un clásico, la Bodeguita del Medio, turísticoImage4 . Más tarde nos fuimos los cuatro al Piano bar del hotel Florida, donde habíamos quedado y nos vimos con Linda , la alta y guapa holandesa del cañón del Colca en Perú, con la que también coincidimos en Cuzco. Image5Fue nuestro primer contacto en vivo en un local de salsa cubana. La verdad es que te quedas pasmado y alucinado con el nivel y la clase que tienen los cubanos y las cubanas bailando, increíble. Un placer el reencuentro Linda, que guapa estabas!!

Image2 Image6 Image14 Al día siguiente, paseo por centro y Habana vieja, recorriendo sus calles, junto con Lucía y Antonio. En un momento dado Antonio no está fino del estómago y se va para la casa, junto a Lucía acabamos nuestro recorrido llegando hasta la estación del ferrocarril. Más tarde, y tras comprobar que Antonio seguía sin estar disponible, pudimos contemplar una bella puesta de sol desde el Malecón, lleno de gente pescando y otros buscando conversación y/o otras cosas. Image22 Image23

Como decía, paseamos por las decrépitas calles de Habana Vieja así como del centro, donde se ubican los grandes hoteles, cerca del Capitolio, un lugar espectacular. Paseando y callejeando es como empezamos a formarnos una idea y nuestra propia visión de lo que es Cuba, y como la gente vive y qué opinan de su isla y de la Revolución. 

Image12Image13

Image9 Image15 Acabamos el día con relax en la casa, de charla con Lucía y Antonio.
En la mañana del tercer día, tras despedirnos de Lucía y Antonio, nos vamos en bus urbano por 1 peso cubano con Jose hacia la terminal de Viazul, la empresa de autocares (chinos, Yutong) para turistas especialmente (aunque también se ven algunos cubanos en ellos). Nos cuesta 11 CUC y como dos horas de viaje irnos a Occidente, a Pinar del Río.

Image7 Image16 Image17 Image18

Generalidades de Cuba.

Moneda. Como decía, Cuba es el único país que he visitado con tal follón de divisas. Hasta cuatro distintas puedes tener para moverte por el país. Moneda nacional o peso cubano, peso convertible o CUC, Euros y dólares.

Vamos, un coñazo. Para cambiar moneda tienes lo que se llama Cadecas (Casas de cambio). Los hay pocos y repartidos por las ciudades y en el aeropuerto. Es muy recomendable cambiar de Euro a CUC y no de dólar a CUC, pues éste último tiene una tasa como del 11,24% de recargo.

Yo cambié en el aeropuerto de Euro a CUC a una tasa de cambio de 1,19 (por cada Euro te dan 1,19 CUC), ahora lo veo por 1,12 o 1,13, va fluctuando. También cambié 20 CUC a peso cubano (1 CUC = 24 pesos cubanos). Sacar dinero de un cajero, de los pocos que hay, también sale carísimo porque toman como cambio de dólar a CUC con lo que por ejemplo yo saqué 400 CUC y me salió un coste de 444 dólares en el comprobante, menudo robo.

Compra-venta. En Cuba no se permite la compra-venta, sólo la permuta. Si el estado te vende una casa del año maría la pepa a un precio que puedes comprar esa casa ya es tuya para siempre y por varias generaciones (es común ver en una casa vivir juntos abuelos, padres, hijos...), no puedes aspirar a comprar otra mejor, no puedes rehabilitar tu casa, no puedes venderla. Si el estado te vende un coche del año 53, éste será tuyo para siempre. No puedes venderlo. No hay importación de coches en Cuba, sólo el Estado compra por ejemplo vehículos chinos y otros para las compañías de alquiler de coches (estatales todas), para el transporte de turistas, sólo unos pocos se benefician. Si te arriesgas a vender tu coche de forma clandestina seguirá estando a tu nombre pero no sabrás donde estará éste, y cualquier problema en el futuro te vendrá dado a ti, y no a la persona que te lo compró (hay gente que lo hace).

Image24 Image19 Image21 Image20 Precios. Las pocas cosas que por la calle se pueden consumir en moneda nacional y, por lo tanto, más barato son sándwiches de jamonada, chorizo, tortilla, queso, trozos de pizza, latas, cajitas de pollo con guarnición (papas, arroz), refresco de naranja o piña, alguna palmera, frutas o carne en algunos mercados, algunas otras cosas pero siempre limitado hasta fin de existencias. En fin, que de esto no se puede comer todos los días, la dieta necesita de otros aportes. Generalmente, al cubano le es imposible llegar a fin de mes con lo que cobra por su trabajo pagado por el Estado y se ve obligado a hacer otras cosas para subvivir. Otros aguantan con el dinero que reciben de familiares que por suerte ganan más dinero en otros países. Un 10% de la población total de Cuba vive en el extranjero (como 2 millones más o menos), muchos de estos en Miami, Florida.

Transporte público. Deficiente. Es común ver gente corriendo para tomar un bus que llega y éste va sobrecargado. Eso si, el precio es de 1 peso cubano. Tomamos uno preguntando para ir a la terminal de ViAzul (la única compañía de transporte de buena calidad con la que el turista se puede mover libremente y con plazas libres todo el tiempo por la isla, aunque con precio elevado y siempre en CUC). Hay otra compañía que se llama Astro pero en la que no hemos viajado y que tenía, ya no, un cupo (número limitado de plazas para turistas) de dos plazas sólo por trayecto. Más barato claro pero había que ir con antelación para ver si consigues alguna de esas plazas.

Internet. Otra de las limitaciones en Cuba. Para el turista sólo tienes internet en algunas tiendas de Etecsa o telepunto o bien en los hoteles. Eso si, hay que comprar una tarjeta de 3 CUC (30 minutos) o de 6 CUC (1 hora) siempre que no estés en Varadero donde estas tarjetas no sirven, hay que comprar otras específicas que cuestan 10 CUC la hora. Menudo robo y las conexiones lentas, de poca calidad. Ya para los cubanos pues ni te cuento.

Televisión. Sólo pueden ver 4 canales. No hay mucho pues donde elegir. Las noticias pues imagínate como son y tienes algunos documentales, series, películas, seriales, programas culturales, pero poco más, ciertamente limitado. Sólo en hoteles el turista puede ver algo más de variedad con canales internacionales. Luego están los pocos cubanos que tengan antenas piratas.

1 comentari:

Lulumorenilla ha dit...

Hola!

me gustas como describes y cuentas Cuba...parece que estuve allí!!! jijij

Espero que vaya muy bien y que sepas que te sigo en el blog tus andanzas!!! Es una manera de conocer otros paises con vosotros.

Suerte, y a disfrutar!!

Besoss